16 de Junio ha entrado en vigor la nueva Ley de Crédito Inmobiliario (conocida como ley hipotecaria), que introduce una serie de cambios en el proceso de contratación de los créditos para vivienda.

Consumidores, bancos y notarios son los principales afectados por las modificaciones, cuyos puntos más destacados abordamos a continuación:

OBJETIVOS PRINCIPALES: garantizar la protección de los consumidores a la hora de rubricar un préstamo de estas características con su banco. Asegurar que los clientes entienden los contratos firmados y no se exponen a cláusulas abusivas como las que tuvieron que asumir por gastos de formalización, intereses de demora o las archiconocidas cláusulas suelo.

NORMA MÁS ESTRICTA: La nueva norma establece unos exámenes y requisitos más estrictos de sus condiciones de solvencia para reducir las posibilidades de impago. Será obligatorio para el prestamista consultar el historial crediticio del cliente en la Central de Información de Riesgos del Banco de España. El banco deberá remitir al cliente su contrato 10 días antes de la firma para que realice un análisis exhaustivo.

LA MAYOR NOVEDAD: QUIEN TENDRÁ QUE PAGAR LOS GASTOS?

Los bancos se harán cargo de los gastos de notaría, registro, gestoría y del polémico Impuesto de Actos Jurídicos Documenta. El cliente, por su parte, sólo tendrá que asumir los costes de tasación.

LOA NOTARIOS COBRAN PROTAGONISMO: Los notarios deben dar fe de que las entidades han entregado la documentación precontractual con la antelación debida (los 10 días mencionados antes), que se ha prestado asesoramiento e información individualizada sobre las cláusulas contenidas y que el cliente entiende todos los aspectos mediante la realización de un test cuyo objeto será concretar la documentación entregada y la información suministrada.

DESAPARECEN CLAUSULAS SUELO: La ley prohíbe totalmente este tipo de conceptos y define, en su artículo 21.3, que "en las operaciones con tipo de interés variable no se podrá fijar un límite a la baja del tipo de interés".

CONTRATACION DE SEGUROS Y PRODUCTOS: El consumidor no está obligado a contratar con la entidad que le dé la hipoteca otros productos vinculados como pólizas del hogar, seguros o planes de pensiones.

 CAMBIAN LOS COMISIONES por amortización anticipada del crédito:

 En el caso de hipotecas a tipo variable, la comisión será como máximo del 0,25% del capital amortizado en los tres primeros años y del 0,15% durante el resto de su vida; para hipotecas a tipo fijo, la comisión máxima será del 2% en los diez primeros años y del 1,5% en el resto del crédito.

CANCELAR ANTES DEL VENCIMIENTO PREVISTO:

  • Si el impago se produce en la primera mitad del préstamo, se admite el vencimiento anticipado ante el impago del 3% de la cuantía del capital (de modo que, para un préstamo de 150.000 euros el vencimiento anticipado se admite a partir del impago de 4.500 euros). Igualmente, se admitirá cuando el impago se acumule por 12 mensualidades.
  • Si el impago se produce en la segunda mitad del préstamo, se admite el vencimiento anticipado si la cantidad impagada asciende al 7% del capital concedido (de un préstamo de 150.000 euros, el vencimiento se admitiría a partir del impago de 10.500 euros). Igualmente, se podrá producir cuando el impago se acumule al menos por 15 mensualidades.

Fuente: elmundo.es

leer articulo entero: https://www.elmundo.es/economia/macroeconomia/2019/06/16/5d03c11121efa009498b460a.html